Viaje al pasado en la Zamora rural

1578992164_065899_1578997599_noticia_normal_recorte1

Un anciano muestra el botón de teleasistencia y la conexión de su casa, estropeados. JAVIER ÁLVAREZ

Se habla mucho últimamente de la España vacía, vaciada o despoblada. En este artículo se plantea uno de los problemas más comunes y que resulta vital para los habitantes de los pueblos, en especial para las personas mayores, y es la avería de las líneas del teléfono fijo. Puede resultar llamativo que en esta época se pueda depender todavía de este tipo de comunicación, pero de ello depende el funcionamiento de la teleasistencia, lo que permite que todavía mucha personas mayores se aferren en su pueblo. En esta ocasión es en Otero de Bodas, un pueblo que está a unos 70 kilómetros de Zamora, pasa por él la carretera nacional 631 y además de gasolinera, tiene tres casas rurales. Está cerca de la sierra de la Culebra, donde hay una gran cantidad de fauna como ciervos, corzos, jabalíes y lobos.

Pero este problema no es un hecho aislado, sucede con más frecuencia de lo que creemos, llegando a estar meses sin que nadie consiga solucionar esto.

La vida en los pueblos resulta difícil: falta personal sanitario, apenas hay niños ni escuelas salvo en las poblaciones más grandes adonde los trasladan en autobús, no hay tiendas de alimentación, se van cerrando las pocas oficinas bancarias que quedan, en algunos ya no hay ni un bar donde juntarse los vecinos… Esto resulta difícil de solucionar, no porque no haya gente dispuesta a vivir en un pueblo, sino porque la despoblación y el envejecimiento de los habitantes ocasiona que no apenas haya trabajo y así los pocos jóvenes que quedan se tienen que marchar en busca de un futuro. Con este panorama los pueblos se irán convirtiendo en lugares de vacaciones y la mayor parte del tiempo estarán vacíos como ya sucede en la actualidad.

Perdonad la introducción tan larga pero quería situar y situarnos para comprender la situación de esta España que apenas cuenta en los planes de la Administración aunque ahora se lancen a prometer para que luego nada o casi nada se lleve a término.

Os recomiendo la lectura del artículo sobre Otero de Bodas, un pueblo por el que suelo pasar de forma habitual.

Origen: Viaje al pasado en la Zamora rural | España | EL PAÍS

10 comentarios en “Viaje al pasado en la Zamora rural

  1. Alguna pez pensé en alejarme del bullicio de la ciudad y retirarme a algún pueblo tranquilo y alejado, pero casos como el que nos traes de falta de asistencia por comunicaciones deficientes o por la distancia me hicieron desistir de ello.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • Una cosa es que pases temporadas en el pueblo y otra vivir de forma permanente. Me gusta ir al pueblo y pasar algunos días para desconectar y tomar contacto con la naturaleza pero la necesidad te obliga a residir en una población grande o en una ciudad. Un saludo y gracias por tu comentario.

      Me gusta

  2. yo esta tarde tengo que ir a un pueblo donde termina la España industrial y empieza la rural, a una oferta de trabajo para llevar unas fincas. La verdad es que no lo ponen fácil, no puedes pedir mucho dinero por tu trabajo, seis o siete euros la hora, porque las tierras son deficitarias, las mantiene por notalgía, con lo que ganas y ellos pierden, los dueños, no puedes pagar los autonomos. así mucha gente mantiene fincas en negro, hay un verdadero círculo de precariedad en el sector y que nadie quiere encontrar la solución, sobre todo desde la política.

    Le gusta a 1 persona

    • En el caso que tú expones es una situación distinta porque todavía las fincas se trabajan pero en muchas comarcas de Zamora las tierras están abandonadas y las va ganando el bosque o el monte como dicen por aquí y son las especies silvestres las que van ganando ese espacio. Este proceso lleva mucho tiempo pero ahora es una dramática. La provincia pierde a chorros la poca población que va quedando. Solo son rentables las fincas de regadío y con las ayudas PAC. Ha cambiado mucho todo y no sabemos en qué quedará ni como solucionarlo. Un saludo y gracias por tu comentario.

      Me gusta

  3. El problema del abandono del campo es complejo. La gente busca el trabajo donde lo hay, y busca que esté lo mejor remunerado posible. Con independencia del modo de vida que a cada persona le guste, urbano o rural, con sus ventajas y desventajas uno y otro, hemos visto estos días que las situación laboral en el campo no es la más halagüeña, desgraciadamente.
    Saludos.

    Me gusta

Si lo deseas, deja un breve comentario, lo agradeceré.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .