SANTA MARÍA DEL NARANCO, SAN MIGUEL DE LILLO Y RAMIRO I

SANTA MARÍA DEL NARANCO

He visitado en diversas ocasiones este lugar, pero siempre recordaré la primera vez que vi este templo. No me pareció una iglesia convencional, era diferente, no se le veía un campanario, una torre, un pórtico de entrada… pero sí escaleras que ascienden a otra altura y una cripta.
Entonces me explicaron que había sido palacio del rey Ramiro I  , en una época en que se mezcla la historia y la leyenda, en que Asturias era un incipiente reino frente a un poderoso Al-Ándalus, pero que poco a poco le fue arañando terreno. Una época de luchas y guerras por el poder. De hecho, Ramiro I fue elegido rey porque su antecesor no tuvo descendencia y tuvo que luchar contra otro aspirante. Poco tiempo reinó, ocho años, desde el 842 hasta el 850; o mucho, porque entonces los reinados no eran muy largos, pero dejó huella, porque mandó construir Santa María del Naranco y la iglesia de San Miguel de Lillo.

SAN MIGUEL DE LILLO
Nunca se podría imaginar que en el futuro estas iglesias prerrománicas serían declaradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Y a que este estilo de construcción se le llamaría ramirense.

Imagen tomada de: http://enciclopedia.us.es/index.php/Ramiro_I_de_Asturias.

CUDILLERO, UN PUEBLO MARINERO

PUERTO DE CUDILLERO

PUERTO DE CUDILLERO

Cudillero  es un pueblo con forma de anfiteatro, construido en torno a los montes, lo que le da su forma tan peculiar, con sus casas encaramadas en las laderas.

En el pasado fue el típico pueblo pescador, si bien en la actualidad sus habitantes viven más del turismo y la hostelería.

CUDILLERO

Visitar Cudillero es pasear por su plaza, su puerto y subir las escaleras que van ascendiendo hasta lo más alto, desde donde se puede divisar el puerto, el faro, el mar y Cudillero desde otra perspectiva diferente.

CUDILLERO DESDE ARRIBA

Al terminar nuestro paseo, nos preguntábamos cómo sería la vida diaria de los habitantes de Cudillero con esas subidas, sin poder llevar el coche a la puerta de casa, llevar la compra, la bombona de butano…

Cudillero es un pueblo precioso, pero al igual que la vida en el mar resulta arriesgada y difícil, en tierra tampoco es nada fácil, pero sus habitantes, llamados pixuetos de la palabra pix=pez, han sabido sobrevivir a todos estos retos.

NOTA: Pinchad en las fotos para poder verlas con más detalle. Gracias.