PINILLA DE FERMOSELLE

Hicimos una ruta por los Arribes del Duero, en Pinilla de Fermoselle. En este lugar el río Duero sirve de frontera entre España y Portugal y realiza una curva impresionante para poder continuar su curso.

En el año 2016 hubo un incendio, según parece ocasionada por un rayo, que se llevó por delante unas 70 hectáreas afectando a varios términos municipales: Pinilla de Fermoselle, Fornillos de Fermoselle y Fermoselle. Algunas encinas han quedado como testimonio de la devastación. https://www.casabaltasara.com/noticias/2-incendio-en-pinilla-de-fermoselle.html

Pero no solo abundan las encinas, algunas con un porte espectacular, sino también el juniperus communis y el juniperus oxycedrus. En las orillas de los arroyos abundan los árboles de ribera, aunque ahora están desprovistos de hojas.

Os dejo una muestra fotográfica de esta ruta. La última foto es de una cantera de la que se extrajo el material necesario para construir la presa de Almendra en el río Tormes, en el límite de Zamora y Salamanca.

SUGERENCIA: Pinchad en las fotos para verlas con más detalle.

REFRESCARSE

Estamos de regreso. Volvemos a nuestra rutina. De todo este tiempo sin publicar, quiero comenzar por la foto más espontánea y menos preparada, tomada con el móvil, porque no es plan cargar con una cámara durante una caminata de una hora de ida y otra de vuelta por si acaso tiro alguna foto, algo raro además si voy acompañado, pero en esta ocasión surgió la imagen inesperada. No será ni la mejor ni la peor, pero para mí refleja la situación especial, después de caminar durante una hora y la recompensa el agua, aunque sea para refrescar la nuca y los pies.

Esta foto está tomada en el embalse de Cernadilla, en el término municipal de Palacios de Sanabria. Dos días antes habíamos realizado parte del camino, pero debido al calor, nos dimos la vuelta, después de un buen rato mi mujer se dio cuenta que había perdido el sombrero, así que decidimos volver. Programamos la ruta con tiempo para poder llegar hasta el embalse. Como ya indiqué, tardamos aproximadamente una hora de ida y otra de vuelta, unos 12 kilómetros en total. ¿Y el sombrero? Pues estaba en el camino intacto, así que una caminata con recompensa, con una foto que nos servirá de recuerdo.