NOCTURNAS

Sugiero verlas en tamaño completo para ver los detalles de las fotografías. Fueron tomadas de noche desde el puente de Piedra y alrededores. Era una noche fría, ideal para tirar las fotos, pero había que ir bien abrigado y así poder disfrutar del momento.

ARGUSINO, UN PUEBLO BAJO EL EMBALSE

  • PAISAJE
  • RESTOS DE UN ÁRBOL
  • ÁRBOLES PETRIFICADOS
  • LODO
  • CAMINO ENTRE CORTINOS
  • RESTOS VEGETALES Y CONSTRUCCIONES

Argusino era un pueblo de Sayago que quedó inundado por las aguas del río Tormes cuando de construyó la presa de Almendra. Ya publiqué una entrada sobre este tema: https://valverdedelucerna.com/2018/02/19/argusino-un-pueblo-bajo-las-aguas/

Volví a este lugar, más bien volvimos porque fuimos un grupo de senderistas a visitar, fotografiar, descubrir los árboles petrificados, las paredes de los cortinos o cortinas, los caminos entre paredes, incluso en algunos lugares hasta vimos alguna que otra viña que se ve perfectamente alineada, pisamos el barro de la orilla y nos sorprendimos con las extrañas figuras de estos árboles muertos, todo esto ha sido posible por la sequía de este año que ha ocasionado que haya bajado el nivel de las aguas como pocas veces ha sucedido.

Después de observar el entorno y charlar sobre Argusino, el pueblo desaparecido, continuamos nuestra ruta hasta el vecino pueblo de Salce, pero sin olvidar la triste historia de estas gentes que vieron como todo lo que tenían quedó anegado por las aguas y tuvieron que iniciar un nuevo rumbo pero lejos de sus raíces.

Estas fotos quieren ser un testimonio gráfico que ayuden a imaginar cómo sería aquel entorno, antes de que vuelvan las aguas a inundarlo todo, algo que en realidad deseamos porque eso indicaría que hemos dejado atrás la sequía.

SIERRA DE LA CULEBRA: FOTOS DESPUÉS DE LOS INCENDIOS DE ESTE VERANO.

Sugerencia: Pinchad en las fotos para verlas con más detalle.

Se ha escrito mucho sobre esta desolación, creo que sobran las palabras, además las imágenes son muy clarificadoras de la magnitud de estos incendios.

Esperemos que la naturaleza haga su labor y las administraciones realicen aquellas actuaciones a las que se han comprometido para que la Sierra de la Culebra se recupere, aunnque con la certeza de que pasarán años y que nunca volverá a ser igual, especialmente para las personas que recogían los frutos que la naturaleza les daba: castañas, miel, setas…

Os animo a ver las fotos con detalle.