RUTA CIRCULAR DESDE LA PLAYA DE LOS ENANOS.

El sábado paso aunciaban lluvia. teníamos previsto realizar una ruta desde el lago de Sanabria y no sabíamos qué hacer. Finalmente nos animamos y echamos a caminar. Nos llovió un poco, como se podrá apreciar en la primera foto, pero fue poco y pudimos realizar el recorrido sin contratiempos.

La ruta la iniciamos en el playa de los Enanos en el lago de Sanabria, nos dirigimos hasta la localidad de Pedrazales, siguiente un tramo a la orilla del río Tera. En Pedrazales tomamos el camino que conduce a Vigo de Sanabria. Una vez allí tomamos el camino a San Martín de Castañeda y una vez que llegamos a este pueblo bajamos hasta el lago de Sanabria, nuestro punto de partida. Una ruta circular por caminos tradicionales que no exgen un gran esfuerzo físico.Se puede hacer en unas tres horas, con un desnivel de unos 160 metros de subida y 10 kilómetros de un paseo por caminos muy interesantes que en algunos lugares dejan a la vista las raíces de árboles que parece increíble que puedan sostenerse. Una ruta muy recomendable.

Añado unas fotos que intentan plasmar cómo es este recorrido.

RÍO TERA EN EL CAMINO A PEDRAZALES
DESDE PEDRAZALES A VIGO
EN LAS CERCANÍAS DE VIGO
DETALLE DE UNA RAÍZ
PUENTE DE VIGO CARA NORTE
PUENTE DE VIGO CARA SUR
CAMINO DE VIGO A SAN MARTÍN
VISTA PARCIAL DE SAN MARTÍN DE CASTAÑEDA
TARDE APACIBLE EN EL LAGO DE SANABRIA

DEEP PURPLE: Slaves & Masters

Si hablamos de Deep Purple todos o casi todos nos lleva a pensar una canción “Smoke on the Water”, que forma parte del disco “Machine Dead” con temas como “Highway Star”, “Lazy” o “Space Truckin”. Este disco es de los más importantes y exitosos de la banda. Fue grabado por la llamada Mark II: Ian Gillan, Ritchie Blackmore, Jon Lord, Roger Glover y Ian Paice, la formación que consideramos como clásica. Luego hubo entradas y salidas de sus componentes, en una de estas ocasiones el solista del grupo fue Joe Lynn Turner, después de que Ian Gillan fuera despedido como cantante en 1989. Lynn Turner solo grabo un disco con Deep Purple: Slaves & Masters (1990).

Hace poco tiempo descubrí este disco, nunca había oído ninguna canción y me ha sorprendido gratamente.

No es el sonido propio de Deep Purple, es semejante a la música que hacía Ritchie Blackmore en Rainbow, el grupo que lideró.

De esta banda se trajo al solista Lynn Turner, pero solo grabó este disco porque posteriormente Deep Purple se vuelve a reunir formando la clásica Mark II con Ian Gillan como solista.

Slaves & Masters me ha parecido un gran disco. De hecho es considerado como uno de los mejores discos de Deep Purple.

Echo de menos una mayor presencia de los teclados de Jon Lord.

Y se nota un mayor protagonismo de la guitarra de Ritchie Blackmore.

Quizás esta última canción sea donde Jon Lord aparece más, pero desde luego la singularidad de este disco es la voz de Lynn Turner. Hay incluso críticos que lo califican como un disco menor en la discografía de Deep Purple, aunque para Ritchie Blackmore es el mejor, quizás porque se ajusta más a sus preferencias.

Espero que os haya gustado y os permita disfrutar de la buena música. Esto es lo importante, lo demás es superfluo.

El infinito en un junco de Irene Vallejo

Hace ya un tiempo que terminé de leer esta joya de la Literatura. Un libro que es un ensayo de 400 páginas pero que se lee en un suspiro, un libro que sin ser una novela te va llevando en volandas por las vicisitudes de los libros, desde los primeros textos en arcilla, seda, pergamino y las primeras bibliotecas. Nunca pensé que un ensayo tuviera este gancho, pero por lo visto no he sido yo solo, sino también 150.000 lectores, lleva 26 ediciones y ha sido traducido a 30 lenguas. Pero esto no termina aquí, ha conseguido el Premio Nacional de Ensayo en el año 2020.

Este libro nos hace viajar al mundo antiguo, a Ptolomeo en Alejandría y su famosa biblioteca, al mundo griego y romano, por sus páginas pasan Hipatia, Aristófanes, Safo, Ovidio, Marcial… y termina el recorrido con la imprenta. Nos hace valorar a los clásicos y como todavía siguen vigentes, su legado ha resistido el paso de los siglos. En una época en la que lo que prima es la brevedad, lo efímero, la rapidez, es una reivindicación de la lectura, la importancia de la reflexión, de la emoción que transmiten los libros ya sea en papel, en pergamino o en dispositivo electrónico.

No solo con este libro, sino también con alguno más, he comprobado como he ido poco a poco inclinándome por lecturas de ensayo, de historia o de filosofía y ocupando un lugar secundario la ficción, han ido cambiando mis intereses, no sé si debido a la edad o la pandemia, pero busco literatura que dé respuestas a interrogantes que me planteo o me he planteado a lo largo del tiempo. Prefiero leer historia a novelas históricas, filosofía a libros mal llamados de autoayuda. Todavía queda mucho por aprender, quedan muchas dudas por despejar y muchos momentos para sentir.

Biografía de Irene Vallejo: pinchad aquí.