DIBUJOS DE TINTA DESDE COLOMBIA

No pensaba hacer ninguna entrada, pero he recibido un correo desde Colombia de un sobrino que le gusta mucho la pintura y me ha mandado tres dibujos de tinta.

CALLE DE BALBORRAZ

Esta imagen corresponde a una calle típica de Zamora que conduce a los Barrios Bajos a la orilla del río Duero, en el pasado fue habitado por judíos y por moros, todavía sus estrechas calles recuerdan épocas pasadas como la calle de los Baños o la plaza del Zumacal, o nombres tan curiosos como la calle Buscarruidos.  La calle de Balborraz sale de la Plaza Mayor y no hace tanto tiempo tenía pequeños comercios y artesanos. Había una tienda muy pequeña donde cambiábamos las novelas del oeste, las historietas del Capitán Trueno, el Jabato, Roberto Alcázar y Pedrín… Muchos nos iniciamos en la lectura con estas historias y resulta curioso comprobar que sin necesidad de que nadie nos animara, después dimos el salto a los libros más serios y mejor escritos. Hoy esta Balborraz intenta revivir, sacando a la calle sus productos de cerámica, artesanía o almoneda.

IGLESIA DEL SANTO SEPULCRO

Este templo románico está en el barrio del mismo nombre, situado en los arrabales de la ciudad en la margen izquierda del río Duero, después de cruzar el puente de piedra y pasado el barrio de Cabañales.
Esta iglesia románica tiene una cruz con dos brazos horizontales, perteneció a la Orden militar del Temple. Cuando esta orden fue disuelta pasó a la Orden del Santo Sepulcro y más tarde a la Orden de San Juan de Jerusalén. Pertenece a la parroquia de San Frontis. Templo románico muy sencillo pero de gran armonía y belleza. Hace poco se han terminado unas obras de restauración y consolidación exterior, que entre otras cosas han permitido encontrar unas pinturas en las maderas del techo del templo de gran belleza y colorido, se ha eliminado una casa aneja al templo donde vivió la señora Matilde “la de las campanas”, ahora la iglesia está libre en el altozano de la plaza del barrio.

BOMBARDINO

El tercero de los dibujos, es fácilmente reconocible para los zamoranos, pues representa un personaje singular de la Semana Santa de Zamora, que sale en la procesión de las capas pardas, la más original y representativa de todas las procesiones zamoranas. Sale el miércoles santo de la iglesia de San Claudio de Olivares y recorre las calles del casco histórico, al son de la música del bombardino. Calles oscuras, en penumbra, silencio, recogimiento y música fúnebre, profunda, al pasar los cofrades envueltos en sus capas pardas, con gorros que nos impide adivinar su rostro, las gentes a su paso se van quedando en un silencio que infunde respeto y recogimiento. Semana Santa de Zamora genuina.

Además me pide que ponga un vídeo sobre el cuidado de las palomas de Villáfila, en la Tierra de Campos. parece un reportaje de oficios perdidos. Por ello, quizás merece la pena verlo porque no tardando mucho, no quedarán palomares.

Juan, espero que te guste esta entrada y un abrazo muy fuerte desde España.